¡Autor, autor!

por Fuentetaja el 2 enero 2012

Ignacio Echevarría,  uno de los críticos más honestos y agudos de nuestro país, y colaborador habitual en Talleres de Escritura Fuentetaja con distintos seminarios de crítica literaria, publicó el pasado noviembre un interesante artículo en el que parodiaba cierta decisión de una famosa escritora (¿o, dado el contexto, deberíamos quizás llamarla más que escritora, artista del marketing o, más claramente, vendedora de sí misma?). Queremos animaros a leerlo ( se reproduce aquí su contenido por si fallase el enlace). Pone el dedo en la llaga de uno de los temas con los que en Fuentetaja llevamos batallando desde hace muchos años, nos contamos entre los pioneros en España en la denuncia de los abusos que se cometen en nombre del régimen de la “Autoría” (para quien no conozca la filosofía y política respeto a este tema que nos ha caracterizado desde la fundación de nuestra empresa en 1985, estas quedaron expresadas en la introducción a nuestro libro Escritura Creativa. Cuaderno de ideas). Con el artículo de Ignacio Echevarria inauguramos lo que será una serie de posts a lo largo de los próximos meses relativos a temas como la necesidad de nuevos marcos legales para los derechos de autor, las bases y el sentido de la emergente filosofía procomún o sobre la cada vez más encendida polémica respecto a los límites que deben regir el acceso a la cultura y el conocimiento.

Etxebarría

La autora asoma por encima de la obra

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El artículo de Ignacio sobre el papel disparatado con que los autores menos reflexivos colaboran a empeorar el estado de cosas sobre un tema fundamental de nuestro tiempo, es una buena puerta de entrada para empezar a reflexionar. Publicado el 11 de noviembre de 2011 en la revista El Cultural de El Mundo,  se reproduce aquí  su contenido.


4 comentarios

Vivimos en un mundo de lo más farsante e incomodo para la gente que quiere hacer cosas en serio. Y en serio no significa aburrido; en serio significa: sabiendo que nadie jamás ha pedido ni pedirá venir a este mundo, y que estando aquí ya, con las manos en la masa, me he encontrado con la novedad de que a lo único que de veras te lanza la naturaleza a este mundo es a herrumbrarte y envejecer igual que el engranaje de un reloj que hubo una vez en un barco que se ahogó.

por citizenkant el 3 enero, 2012 a las 1:44 pm. Responder #

Lástima no haber podido acceder al contenido que reseñan. ¿lo podrían anexar? Me gustaría leerlo.
Gracias.

por Natalia Blasco el 7 enero, 2012 a las 12:01 pm. Responder #

Por si fallase el enlace del artículo de Ignacio, podéis acceder a una versión de texto en http://blog.fuentetajaliteraria.com/wp-content/uploads/2012/01/sorteo.pdf

por Fuentetaja el 7 enero, 2012 a las 3:02 pm. Responder #

Si me hubiera enterado a tiempo de la estratagema de Lucía Etxebarría, nada me hubiese retenido a la hora de pedir papeletas a cambio de una decena de propas en diversos. No es que la escritora, en cuanto tal, me interese, pero en tanto personalidad extraliteraria si parecía ilusionante el mantener un chat-to-chat con ella, copa incluída, música también. Desde que asistí a una presentación de algo y leí alguno de sus libros estaba aguardando tal oportunidad, pero no la aparición de otro relato. La verdad, me gustaría entenderla. Sí, Glops.

por n.antonio di nunzio evangelista di luca el 7 enero, 2012 a las 3:27 pm. Responder #

Deja tu comentario

Obligatorio.

Obligatorio. No se publicará.

Si tienes una.